Autorizan la exportación de aceite de cannabis y cáñamo en el Uruguay

El gobierno uruguayo asegura que el impulso a esta industria con una marca país se justifica porque "va a generar muchas divisas para el Uruguay y muchas fuentes de trabajo", además de una línea de "exportación de productos de alta calidad".

67
El informe de NU noticiero.

La Presidencia de Uruguay emitió dos decretos para autorizar la exportación de productos de cannabis medicinal y se enfoca en impulsar la industria de este rubro y del cáñamo.

Según declaró a la prensa del prosecretario de la Presidencia, Rodrigo Ferrés, la autorización ejecutiva dio luz verde a la exportación de producciones de este sector estancadas desde 2018. Ferrés precisó que, por diversas razones, estos productos no se podían comercializar, pero el visto bueno del presidente Luis Lacalle Pou permitirá exportar producciones correspondientes a ese año, el 2019 y el 2020.

Según el funcionario, el impulso a esta industria con una marca país se justifica porque «va a generar muchas divisas para el Uruguay y muchas fuentes de trabajo», además de una línea de «exportación de productos de alta calidad».

La apuesta de la nación suramericana al desarrollo del cannabis medicinal ha provocado la migración hacia allí de varias empresas. De acuerdo con el Prosecretario, muchas de ellas han ido en estos días a plantear «ciertas dificultades» para la comercialización de sus productos.

Ferrés sostuvo que el país continuará trabajando en «la reforma del marco regulatorio», para permitir la llegada de un mayor número de entidades económicas con «valor agregado», como laboratorios o plantas de secado.

En el intercambio con los medios, Ferrés también se refirió a la supuesta alta demanda de cannabis recreativo entre los uruguayos, que en este momento supera la oferta, y manifestó que reforzarán la legislación debido a la posibilidad de que la marihuana genere adicción.

El lunes pasado, el presidente La Calle había anunciado que firmaría los referidos decretos, pues «se trata de una medicina que en el mundo se está recomendando» y porque reactivará la actividad en distintas áreas productivas que hoy experimentan «determinada depresión económica».