Más de la mitad de los países de América Latina mejoraron su ciberseguridad

Así se desprende de un informe conjunto que presentaron la OEA y el BID: "La región ha mejorado su disposición hacia la ciberseguridad al desarrollar e implementar estrategias nacionales y/o marcos legales", sostuvieron. Miralo en OEA News.

21
Toda la información regional síguela en OEA News.

La Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) lanzaron el martes 28 de julio el estudio conjunto «Ciberseguridad: riesgos, progreso y el camino a seguir en América Latina y el Caribe «. Esta es la segunda edición de un informe que evalúa el estado de la ciberseguridad en la región.

Según el informe, desde el último estudio realizado en 2016, más de la mitad de los países de la región han mejorado su disposición hacia la ciberseguridad al desarrollar e implementar estrategias nacionales y/o marcos legales que permiten una mejor respuesta a las ciber amenazas, incluyendo mayor protección de los datos personales de los ciudadanos.

Si bien se detectaron cambios importantes en la financiación de estos temas, se debería destinar aún más recursos gubernamentales para ayudar a reducir el impacto social y económico de los incidentes cibernéticos, que sólo en 2019 costaron más de 90.000 millones de dólares.

Finalmente, y quizás lo más importante, el documento destaca la necesidad de una cooperación más activa entre todas las partes interesadas, que permita fortalecer la capacidad de prevención de amenazas cibernéticas, así como la posibilidad de abordar algunos de los incidentes más comunes como el cibercrimen, las intrusiones en redes críticas y las operaciones cibernéticas políticamente motivadas.

«El mensaje de este informe es claro: América Latina y el Caribe necesitan hacer más para mejorar su situación de ciberseguridad», dijo Ana María Rodríguez, vicepresidenta de sectores y conocimiento del BID. «Los hallazgos son cruciales para guiar los esfuerzos de los gobiernos de la región, especialmente ahora que la crisis del COVID-19 ha acelerado nuestra dependencia de las plataformas digitales en nuestra vidprofesional y personal».

Para Farah Diva Urrutia, Secretaria de Seguridad Multidimensional de la OEA, “este informe puede servir de hoja de ruta para los Estados Miembros e instituciones interesadas que continuamente buscan formas de adaptarse a las amenazas de ciberseguridad emergentes que afectan a nuestra región. Aunque todavía queda trabajo por hacer, estamos orgullosos de apoyar el desarrollo de capacidades a través de nuestro Programa de ciberseguridad y seguiremos promoviendo la concientización sobre este tema, junto con socios tan importantes como el BID «.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here